Vacaciones de invierno, pretexto perfecto para la hibernación

img_asanchezm_20161111-130609_imagenes_lv_otras_fuentes_istock_59077936_large-kGKG-U411787571368SeC-992x558@LaVanguardia-Web

Los finales ya están en proceso, estuviste entregando tus trabajos finales y el clima fresco se empieza a sentir, pero sobre todo, al final del camino, ves las vacaciones de invierno venir.

Esta época del año en donde lo que más queres es dar tus exámenes en primer opción para así poder viajar y escapar del invierno hacia los destinos más veraniegos que podas encontrar, o simplemente tener más tiempo de estar  en tu cama en pijamas todo el día, convertirte en un verdadero oso en hibernación.

Mientras disfrutas de tu tiempo libre y más aún, si el clima está fresco, existen algunas actividades que se disfrutan más.

Las largas jornadas mirando tu serie en Netflix, como en las semanas que estuviste estudiando para los finales te viste obligado a dejarla en pausa-justo cuando Ted iba a conocer a la madre de sus hijos en How I met your mother-el receso de invierno es buena oportunidad para que le volvas a agarrar el hilo a la serie y además descubrir otras más.

Las salidas a tomar cafecito y ponerse al día ya se hacen una rutina de por lo menos dos veces a la semana. En épocas de invierno, el buscar de algo caliente tiene por ley el complemento infaltable de las reuniones de amigas, viene a ser algo típico como las piscineadas en verano.

Como en invierno tu cuerpo necesita más calorías que quemar para mantenerte caliente, experimentar cocinando distintas recetas es una buena opción para matar el tiempo y pretexto para engordar a tus amigas.

Actividades como reuniones de juegos de mesa, bowling y cine son las mejores si es que tenes ganas de salir al mundo y refrescarte un rato.

bc583f87dca7603_149fcd146b8c206c3bfe2dc3168bb1fc

Solo unos cuantos finales más y vas a poder disfrutar de tus merecidas y largas jornadas de descanso…