Estudiantes de intercambio: dieciocho rostros nuevos en las aulas

por Andrea Villaroel Toyama.

Dieciocho estudiantes se incorporaron a las aulas de la UPSA este segundo semestre del 2016. Se trata de jóvenes que, aprovechando los programas de intercambio, han dejado atrás la comodidad de sus hogares para experimentar la educación y la cultura cruceñas.

Emoción, nervios, felicidad y positivismo es lo que desprende este variado grupo de estudiantes, que han atravesado tierra y océano para llegar, pues sus orígenes son tan latinos como México, y tan distantes como España, Bélgica, Francia y Escocia.

DSC02686

Las motivaciones de esta casi veintena de jóvenes para animarse a hacer las maletas y emprender el viaje coinciden en su mayoría: conocer otras culturas y adquirir más conocimientos, tal como afirmó Griselda Bonilla, quien llegó de México para cursar la carrera de Arquitectura. Además comentó que le llama la atención la orientación empresarial de las carreras de la UPSA.

De México también vienen Gabriela Vargas y Santiago Soruco, que estudiarán Diseño Industrial, y Sócrates Villegas y Jordani Vazquez, que cursarán Arquitectura y Derecho, respectivamente. Gabby Vargas (como se presentó ella misma) comentó que la posibilidad de cursar materias que no lleva en su país de origen es algo que la motiva. Además afirmó que un aspecto que le llama la atención es “lo chiquita que es la ciudad”, opinión compartida por Sócrates Villegas y Jordani Vazquez: “allá en México somos muchos, siempre estás en constante movimiento, en cambio aquí puedes relajarte”, aseguró Villegas.

Más de un estudiante ve el intercambio como una oportunidad para extraer nuevas ideas y aplicarlas de vuelta en sus hogares, tal como expresaron Sócrates, Santiago y Jordani. “Espero empezar mi proyecto final y conseguir un tema que englobe Bolivia y México”, expresó Soruco, a quien además le llama la atención la manera en la cual está organizada la ciudad cruceña (“esta cuestión de los anillos y las calles que salen como en una telaraña”) y el modo de hablar de la gente. Por su parte, Jordani espera adquirir una perspectiva más amplia del Derecho, aprovechando esta oportunidad: “quiero aprender mucho de la universidad, me han dicho que hay de los mejores profesores y que es de las mejores universidades de Bolivia”.

unnamed (1)

 

Orígenes intercontinentales

Del otro lado del océano llegan jóvenes como Agne Dailidaite, quien es de Lituania de nacimiento pero se encontraba estudiando en Bélgica. Agne llegó para cursar Arquitectura en la UPSA, pero para ella este semestre es más una oportunidad para descansar, ordenar sus ideas y decidir qué desarrollará en la tesis de su maestría, allá en Bélgica. Además, pese a sentirse un poco perdida debido al idioma (Agne no domina el español), afirmó sentirse bienvenida e interesada en conocer la forma de enseñanza en Bolivia.

Desde Francia llegó Julien Guenard, para estudiar Administración de Empresas, además de “descubrir un nuevo país, una nueva cultura, conocer nuevas personas y nuevos amigos”. Y a pesar de los nervios, el joven mantiene una actitud positiva.

El positivismo y el entusiasmo son compartidos por Jone Urionaguena Villa, Jone  Murua Barrenetxea, Verónica “Vero” Garnateo Blanco y Estibalitz “Estitxu” Agirre Agirre, un cuarteto de chicas procedentes del País Vasco. “Las vascas” (como se autodenominaron) comentaron que se sienten perdidas y felices con este intercambio, pues aunque la gente es muy acogedora, también es todo muy nuevo, y el hecho de estudiar en español es algo a lo que tendrán que acostumbrarse (pues su lengua madre es el vasco). Aseguraron que querían conocer Latinoamérica, y hasta ahora lo han pasado muy bien. Un aspecto que comentaron que les llama la atención sobre Santa Cruz son los micros: “amamos los autobuses, son muy divertidos porque no hay paradas, es una aventura”, aseveraron emocionadas.

DSC02676

Los que se fueron

Y mientras rostros nuevos llegan a las aulas, veintiún conocidos parten a experimentar el estudio a nivel internacional en nueve distintos países. Tres de ellos comentan sus experiencias.

Daniel Figueroa Melgar se encuentra estudiando Comercio Internacional en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales de Argentina.  Su motivación fue la posibilidad de vivir en independencia y compartir esa experiencia con otros compañeros. Afirmó sentir incertidumbre sobre lo que va a pasar, pero emocionado por encarar lo desconocido. Además le llama la atención lo grande que es la ciudad. Para él, lo más difícil del intercambio es dejar de depender de la familia y tener que iniciar un nuevo círculo social, sin embargo mantiene altas expectativas sobre lo que el semestre le depara tanto personal como académicamente.

Stefani Issa Callaú partirá en septiembre para estudiar Comunicación Corporativa en la Universidad del País Vasco. Expresó sus nervios y su emoción al vivir una experiencia que siempre tuvo en mente, pero recién se animó a afrontar. Para ella, el estudiar fuera del país es una oportunidad para abrir su mente, conocer una nueva cultura y valorar las cosas y personas que deja atrás. “El tiempo corre y más vale hacer todo lo que deseamos que quedarnos con las ganas”, manifestó.

Axel Bowles Gonzalez estará cursando parte del programa de Marketing y Gestión de Ventas de la Universidad de Uppsala, en Suecia. Para Axel, la motivación deriva de la necesidad de un cambio de ambiente, de experimentar cosas nuevas que lo saquen de su zona de confort para volver a sentir y vivir intensamente. Y si bien comenta que es duro no poder contar con la gente importante en cualquier momento, sabe que el estar lejos lo ayudará a apreciar aquello que deja, pues vivirá un crecimiento personal que, espera, lo ayude a abrirse puertas como profesional en el Norte, mientras busca las respuestas a todas sus dudas sobre Suecia. En sus propias palabras: “Suecia siempre me ha parecido un hermoso dilema. Cada vez me cuesta más entender cómo puede un país funcionar tan bien. Y no puedo esperar para traer esas respuestas a mi patria, que tanto quiero y tanto me hace renegar”.