Publicaciones que podrían costarte tu puesto de trabajo

20160627---despido-trabajo

Redes sociales, como  Facebook y Twitter, nos permiten expresar nuestros pensamientos de diferentes maneras: estados, fotografías y hasta memes que van acorde a nuestro ánimo en ese momento.

Entonces es bueno preguntarse, como adultos y parte de una compañía (o pronto serlo), ¿nos conviene exponer tanto nuestra vida personal?

Te damos algunos consejos para que no pasés papelones en el trabajo ni con tu jefe:

  1. Quejarte de tus compañeros de trabajo o hasta del jefe

Muchas veces nos cuesta trabajar con personas nuevas o entender la manera de trabajar de tu supervisor y descargarse en las redes sociales parece nuestra mejor solución. No caigas en la trampa, la mayoría de las veces acaba muy mal.

  1. Publicar absolutamente TODO sobre tu vida

Qué comés, a dónde vas, qué ves en el cine, con quién estás, si te peleaste con tu novio, si te odias con tu ex, si encontraste un billete de 200 Bs en un baño público, etc.

No, mantené algo de tu vida privada para vos.

  1. Fotografías con copas de más

No te decimos que dejes de bolichear o darte una escapadita a un pueblo cercano. Sino que sepas elegir las fotografías que serán parte de tu biografía e irán construyendo tu reputación.

  1. Subir videos o publicaciones sarcásticas de tu trabajo

El arte del sarcasmo es poco entendido entre la mayoría de las personas. Si no estás seguro de que entenderán tu intención, abstente de publicarla.

Existen casos de despido a causa de estos errores que uno comete en las redes sociales. Hay soluciones para evitar esto: no aceptar la solicitud de amistad de tus colegas, personalizar la privacidad de tu perfil a aquellas personas allegadas a la compañía o abstenerte a publicar este tipo de material en las redes sociales.

Te dejamos algunos links para que leas más sobre las consecuencias de no medir el alcance que nuestras publicaciones pueden tener en nuestra vida laboral.