¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN GRECIA?

En los últimos días hemos escuchado, leído o visto muchos titulares relacionados con Grecia y su crisis, el Fondo Monetario Internacional – FMI, la salida de Grecia de la Eurozona, el euro, la Troika, etc. Por eso y porque es un suceso global de importancia para entender más sobre cómo funciona la economía y las relaciones internacionales en el contexto actual, te desglosamos un poco la problemática. En el siguiente post recopilamos fragmentos de diferentes artículos relacionados.

La base de la crisis griega es una deuda externa de aproximadamente 320.000 millones de euros (unos US$358.000 millones), que el país simplemente no está en condiciones de pagar.

La explicación más simple para la misma es que durante muchos años el país estuvo gastando más dinero del que producía y financiando ese gasto a través de préstamos.

El gasto público, por ejemplo, aumentó un 50% entre 1999 y 2007, mucho más que en otros países de la eurozona.

Y sumado a problemas de corrupción y evasión fiscal, reconocidos por la propia Grecia, esto terminó provocando un déficit muy superior al 3% del PIB contemplado en las reglas de moneda común.

Préstamos no declarados a la eurozona, por su parte, también llevaron a que la deuda excediera significativamente el 60% acordado como límite por los países de la eurozona: actualmente se estima en 177% del PIB.

paises

¿Por qué tuvieron déficits públicos tan elevados constantemente? ¿De dónde proviene su situación económica?

Algunos ejemplos según el Blog “Desde el Exilio” (sitio web de colaboración de analistas políticos de todo el mundo, en español) son los siguientes:

  • Jubilaciones en muchas profesiones a los 50 años o 55 años y en general a los 60 años.
  • Las hijas solteras de los funcionarios heredan la pensión de sus padres aunque no hayan cotizado, resultado: las hijas de los funcionarios no se casan (legalmente).
  • Fraudes en el cobro de pensiones (pensionistas muertos que siguen cobrando, pensiones de invalidez obtenidas con sobornos)
  • Los primeros 17.000 M€ de ganancias de los armadores están exentas de impuestos (garantizado por un artículo de la Constitución Griega).
  • Los médicos y abogados particulares declaran el salario mínimo de ingresos.
  • Un millón de funcionarios en un país de 11 millones de habitantes.
  • 000 M€ de coste de los Juegos Olímpicos del 2004 en Atenas, aunque se calcula que el      coste pudo llegar a los 10.000 M€.
  • Sueldos disparatados de los funcionarios (65.000 euros de sueldo medio en la RENFE griega)
  • Fraude fiscal generalizado.
  • Los elevados pagos de intereses por la deuda hasta que en 2012 se produjo el segundo rescate.

GRECIA CRISIS FINANCIERA

¿Qué se ha estado haciendo para salir de la crisis?

El primer paquete de ayuda financiera a Grecia fue aprobado por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional en mayo de 2010. En ese momento se pusieron a disposición del gobierno griego 110.000 millones de euros (unos US$120.000 millones) para que honrara sus compromisos con sus acreedores, en ese momento en su mayoría bancos privados de la región.

Pronto, sin embargo, se hizo evidente que ese monto no sería suficiente, por lo que un segundo rescate elevó la cifra total a 240.000 millones de euros. Y, en ambos casos, como condición para facilitar el dinero, se identificó una serie de medidas de austeridad. Estas han incluido drásticos recortes del gasto público, mayores impuestos y reformas al sistema de pensiones y el mercado laboral.

Pero el actual gobierno griego, que llegó al poder a inicios de año con una plataforma anti-austeridad, estuvo intentado renegociar algunas de esas condiciones de cara a un nuevo paquete de rescate financiero. En su momento esto puso en crisis las negociaciones, las que llegaron a interrumpirse momentáneamente.

Pero en este momento Grecia parece dispuesta a aceptar la mayor parte de las condiciones de sus acreedores a cambio de unos 53.500 millones de euros adicionales y una reestructuración de su deuda original.

¿Cuál ha sido el impacto de las medidas anticrisis? ¿Han funcionado?

Para saber si las medidas asociadas al rescate financiero han funcionado, primero hay que ponerse de acuerdo sobre el principal objetivo del mismo: si lo que se buscaba era proteger el euro, por ejemplo, entonces parecen estar funcionado. Aunque sólo sea por el momento.

Efectivamente, los préstamos coordinados por el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo han ayudado a reducir el impacto de la crisis griega sobre la moneda común. Pero economistas de la talla de Paul Krugman y Joseph Stiglitz –ganadores del premio Nobel en 2008 y 2001, respectivamente– consideran que las medidas no han hecho nada por mejorar la situación o las perspectivas de Grecia.

150105_Open_Europe_Blog_Greece

 De hecho, se estima que la economía griega se ha reducido en un 25% desde el inicio de los programas de austeridad, lo que ha acentuado su dependencia en créditos externos. Y el impacto de las medidas sobre el pueblo griego ha sido brutal: su tasa de desempleo del 26% es la más alta de toda la Unión Europea y entre los jóvenes ya supera el 60%. Ya son millones los ciudadanos griegos que están viviendo bajo la línea de pobreza. Esta situación fue, de hecho, lo que llevó al poder a Syriza, el partido que mejor supo recoger el descontento generado por las medidas de austeridad.

Fueron los intentos del actual gobierno de izquierda por renegociar las condiciones los que llevaron la crisis a lo que parece ser –valga la redundancia– su momento más crítico. O, al menos, a un momento de definición que podría tener importantes consecuencias para el futuro de la moneda común.

  ¿Cuáles serían las consecuencias de una salida griega del euro?

La UE ha estado trabajando duro para intentar aislar al euro y la eurozona de los problemas de Grecia y de una eventual salida de la moneda común. En el fondo, casi todo depende de la voluntad política de los líderes europeos. Pero el mismo FMI advirtió que “los riesgos y vulnerabilidades aún no han desaparecido” y es difícil predecir el comportamiento de los mercados si el escenario más temido por todos se hace realidad.

Una posibilidad es que los compradores de bonos de las naciones de la eurozona con más problemas empiecen a exigir pagos más altos para compensar los riesgos de su inversión.

Eso afectaría negativamente a la moneda europea y aumentaría la inestabilidad en países con un peso mayor en la economía global, y una Grecia insolvente implicaría importantes pérdidas de dinero para varios países europeos.

 Conozcamos a los principales protagonistas de la Crisis de Grecia

protagonistas

Leer también: http://www.eluniversal.com/2011/06/22/los-grandes-protagonistas-de-la-crisis-griega

¿Cuál es la situación actual?

150705091742_bandera_grecia_640x360_reuters_nocreditEl presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha anunciado que los líderes de la eurozona han alcanzado “un acuerdo unánime” para iniciar las negociaciones para el tercer rescate en favor de Grecia. Atenas acepta, por tanto, las condiciones que le ponen los acreedores a cambio de una ayuda que ascenderá a 50.000 millones en tres años.

El primer ministro Alexis Tsipras  comprobó el alto precio que ha de pagar por mantener a Grecia atada al euro. Aunque logró sacar adelante el acuerdo para negociar un nuevo rescate, con 229 votos a favor, gracias a la mayoría de su partido, Syriza, a su socio de gobierno y a tres partidos de la oposición, y 64 en contra, entre ellos 32 de sus propias filas (entre ellos el de Yanis Varoufakis) y seis abstenciones, también de Syriza. Con esta fractura, el Gobierno queda en una posición muy débil. Tsipras volvió a defender un acuerdo “malo” pero inevitable.

Mientras los ciudadanos echaban cuentas de lo que supondrá la inmediata subida del IVA —como mínimo, un aumento de 720 euros al año por hogar—, una de las leyes que el Parlamento griego aprobó ya en la madrugada de hoy para franquear el tercer rescate, el primer ministro, Alexis Tsipras, hacía otros cálculos: los de cuántas bajas habría de costarle aprobar un acuerdo en el que no cree, pero que se ha visto obligado a aceptar, y si, a pesar del respaldo de la oposición, saldría indemne, con su partido más o menos entero, del pleno más decisivo en décadas. Finalmente, 38 de sus 149 diputados se mostraron disconformes con el acuerdo (32 votantes negativos y seis abstenciones). Un diputado de Syriza no acudió a la votación.

 Sin duda con este nuevo desenlace y habiendo el gobierno aceptado las medidas propuestas por los principales acreedores, Grecia lleva a cuestas una vez más su pertenencia a la eurozona y deberá a través de medidas de ajuste sacar a flote su economía. Muchos aseguran que esto no es una pretensión real, sin embargo, no se puede acusar de “salto al vacío” los últimos accionares del gobierno griego que espera en la ayuda financiera propuesta como rescate, tal vez una de sus últimas posibilidades de en algunos años sacar a flote la economía de su país y proporcionar a los ciudadanos condiciones básicas para un desarrollo comercial que permita elevar la calidad de vida.

 

Fuentes de información: El País, BBC, RTVE.