Ecomizando en la U

Ese puente que te deja justo almorzando en la U… la lucha de la expectativa entre lo que querés comer y lo que la billetera dice que podés comer. Ese conflicto interno en las mañanas por gastar todo tu capital en el desayuno de tus sueños o estirar un poquito para el resto del día y cuando lo resolvés ¡BOOM! El docente pide una súper fotocopia, ¿te ha pasado? Hoy te traemos un post para que maximicés tu dinero y hagás inversiones más inteligentes que te permitan ahorrar como universitario.

La comida, la tentación más grande

Ahorrar en el almuerzo: Si te lo proponés resulta muy fácil; comer menos fuera de casa reduciría mucho tus gastos. Por ejemplo si hacés una revisión semanal de tus horarios y definís los días que debés quedarte en la U, podrías realizar una compra semanal y hacerte el almuerzo en casa y traerlo a la U en un recipiente apto. No te decimos que te compliqués la vida haciendo lasagna, pero un buen sándwich, con jamón, pollo, salsas, pepinillo, verduras y todo lo que te agrade, seguramente será muy rico además, además de más sano y fresco.merienda

Merienda: Al igual que el almuerzo, consiste en organizarte, con unas cuantas manzanas podés asegurarte una merienda sana y alentadora para el cuerpo y la mente. Además, podés darte ciertos gustos comprando galletas por paquete y tenerlas a mano para llevarlas como un delicioso snack de media jornada. Un simple ejemplo: Costo por 1 unidad de Oreo en los kioskos= bs. 2,5 ; paquete de 8 unidades= Bs. 8,5. ¡Estas ahorrando Bs. 6,5! (Además de que es mucho más práctico porque ya tenés la galleta en tu mochila para comerla cuando se te antoje)

Tengo sed

Reutilizá la botella: Lo mejor que podés hacer es tener un botellón de agua y rellenarlo antes de salir de casa y aprovechar los galones de la U para volverlos a llenar, así no tendrás que gastar en una nueva botella de agua cada vez. Si no tenés el botellón o te lo olvidaste comprá una botella y reutilizála durante el día.

No quiero algo insípido: Si lo tuyo no es mucho el agua o se te antoja una soda o algo con sabor y/o gas ¡aprovechá el dispenser del segundo piso! Justo a lo diagonal de las gradas. Todas las sodas, Mineragua y Aquarius cuestan Bs. 5 y el agua Bs. 4, eso es un poco más barato que en las ventas.Agua_MDSIMA20140823_0022_21

Prácticos, trabajos finales y demás

Si te ponés a pensar en cuantos flips, archivadores, lapiceros y demás materiales de papelería usás durante el semestre te darás cuenta que sumados dan un resultado interesante. Lo que te proponemos hacer es comprar a principio de año una cantidad importante de útiles que te permitan pasar los meses de clase tranquilo.

Vos mejor que nadie sabe qué tipo de materiales necesitás más por la carrera que estudiás o por tu perfil de personalidad. Un ejemplo sería que compres un paquete de flips ahora que estamos empezando semestre para que tengás asegurada la mejor pinta a tus tareas y no gastes de más en la fotocopiadora (Bs. 1,5 en docena contra Bs. 4 la unidad). Lo mismo sucede con los lapiceros; en vez de gastar 10 pesos en un lapicero, podrías comprar una caja o media caja al iniciar el año y tendrías siempre tu back up en casa. Se aplica a todo: Hojas bond, cartulinas, hojas para el traper, marcadores resaltadores, post-its, etc.

Esos libros que ya no usás…

Si ya pasaste algunas materias y tenés textos que son clásicos de una materia y creés que ya les sacaste todo el jugo o que ya terminaron su vida útil contigo, ¡vendélos! Pensando en eso, de ahora en adelante esforzáte conscientemente en su cuidado, para que tengás compradores. La mayoría de los textos que los docentes piden se mantienen durante al menos algunos semestres así que podes buscar grupos menores que el tuyo y ofrecerles ése material que tenés amontonado en tu cuarto. Así tanto el comprador como vos se beneficiarán (obvio que rebajás el precio para que la oferta sea atractiva). Para contactar a estudiantes de semestres menores que el tuyo, podés usar el Grupo de Facebook de tu carrera.

¡Llegó el finde!

Es necesario que prioricés tus acontecimientos sociales, vos sabés que no todos tienen la misma importancia y evités “salir por salir”, aunque parezca que “ir a vueltear” es algo económico, podés ir sumando los heladitos, los cafés o las hamburguesas que te comprás solo por no estar en casa. Además que reunirse en una casa de vez en cuando y confraternizar, llevando cada quien algo para compartir o poniéndose de acuerdo entre todos para preparar una cena, a veces resulta incluso más divertido que salir a un restaurant o a un boliche (y más económico).

money-256312_1280-740x493Fuente: http://www.positiva.club/5-consejos-para-economizar-en-tu-vida-universitaria/

Estos son algunos puntos que pensamos como los más relevantes en el presupuesto, pero seguro se te ocurrirá alguno más. Para los que usan transporte público, en especial los que ya casi son socios de Easytaxi, usar el micro de vez en cuando no hace daño, claro que implica despertarse un poco más temprano o aprontarse con anticipación, pero si lo hacés, es increíble cuanto podés a llegar a ahorrar por semana y por mes. Como bonus al ahorro, transportarte en micro hace que caminés más, lo cual es bueno para el cuerpo en general y puede ser tu momento de pensar del día.

Sólo queda que analicés tu situación y pensés si realmente querés seguir pagando por el mismo sándwich todas las semanas, si realmente ése desayuno te hace lo suficientemente feliz como para gastar tanto en él o si la ansiedad de los puentes van a seguir mermando de a poquito tu bolsillo. No es cuestión de tener más o menos plata, es cuestión de gastar inteligentemente.

¡Probálo!