Salí del montón, habilidades para descubrir y potenciar.

Para que esto funcione apelamos a tu espíritu competitivo antes de llegar si quiera al segundo párrafo. Ser universitario implica estar a un paso de ser profesional, pero para que esta relación temporal sencilla funcione como tenemos en nuestro imaginario (éxito, viajes, dinero, reputación) tenemos que ponerle algo más de esfuerzo, empeño y chispa de lo que tal vez el 99% propone. Este post te mencionará algunas de las habilidades que un estudiante estratégicamente debe poseer.

Todos tenemos características que nos identifican, desde la forma de solucionar problemas hasta las carcajadas contagiosas, pero hablando específicamente de la vida universitaria hay algunas habilidades que nos ayudarán a estar siempre un paso adelante, además de facilitarnos un montón de cosas. Sabé que no es posible ser absolutamente perfecto, pero si es posible proyectar esa imagen y trabajar en torno a ella para darle cada vez más solidez.

Dejá la cháchara e identificá cuales de estás 12 habilidades te pertenecen, cuáles te escapan y cuál es la que gana el primer lugar en el podio.

  1. Comunicación oral efectiva.
  2. Colaboración en red.
  3. Agilidad y capacidad de adaptación.
  4. Seguridad en uno mismo.
  5. Relajación, evitar el estrés.
  6. Empatía y visión global.
  7. Expectativas.
  8. Autocontrol.
  9. Esperanza y optimismo.
  10. Capacidad de iniciativa.
  11. Curiosidad e imaginación.
  12. Pensamiento crítico y resolución de problemas.

img_13624Internamente sabés exactamente cuál es tu fuerte y cuáles son tus debilidades, ahora que estamos es periodo de vacaciones aprovechá para practicar y desarrollar más los puntos que veás necesarios. Lo bueno es que se pueden reforzar en actividades del día a día y cuando menos te des cuenta en clase, por reflejo, aplicarás ése bonus track que te dejó enero.

Ser el número uno, implica saberse el número uno.

La confianza es importantísima para iniciar un nuevo ciclo si es que así te lo proponés. La percepción de los otros hacia vos, ya sea docentes, compañeros, familia, jefes, hermanos, está estrechamente ligada a la percepción de vos mismo. Esta posición de saberse número uno también implica la gran responsabilidad de serlo y mantenerlo con hechos a lo largo del camino.

La habilidad número 13.

TICs-y-redesSi no sabés que son las TIC´s empezamos mal. Las Tecnologías de la información y de la comunicación, son esenciales para capturar una mayor gama de contenido. Todas las nuevas herramientas tecnológicas y el aumento de la globalización retan al estudiante a aprovecharlas, a distinguir fuentes y a generar un pensamiento crítico.

La habilidad número 13 es el buen uso de las herramientas digitales, del mismísimo Smartphone y de todo lo vinculado a la tecnología y democratización de la información.

Alguna vez llegaste de tu casa sin entender nada de Macroeconomía, de administración, de Álgebra lineal, de cálculo, de tesis, proyectos o de cualquier materia ¿y lo buscaste en Youtube? Tenés idea ¿de los tutoriales que se comparten día a día? Este minúsculo ejemplo nos indica que la información está ahí flotando. El dirigir tus esfuerzos a conocer algo más fuera de los 45 min, no sólo es una ventaja, debe ser como tu dosis de fitness cerebral.

Dejá de lanzarte al sillón después de almuerzo, de distraerte en clase por hobbie, de pasar horas en instagram, parala con el snap, porque alguien está conquistando tu sueño mientras tanto.

Decile NO al montón.