La cultura de la comodidad

La cultura de la comodidad

Cultura de la comodidad
La necesidad de inmediatez, los productos cada vez más desechables o no duraderos, los bienes de funcionamiento muy específico que “resuelven” problemas que ni se nos habían ocurrido como problemas… todos ellos son rasgos de una “cultura de la comodidad” que va estrechamente ligada a la “cultura del mínimo esfuerzo”.

Para ilustrar esta nueva persona cómoda e inmediata, que hace las cosas pensando que más rápido y eficiente siempre es mejor, como si no perdiésemos en el producto final, citamos un tweet que lanzó en su cuenta el escritor Edmundo Paz Soldán:

“Con internet todo se ha vuelto urgente. Ergo, nada es urgente”.

La CULTURA DE LA COMODIDAD se refiere a un modo de hacer las cosas -desde acciones rutinarias hasta grandes decisiones que afectan a comunidades enteras, pasando por la forma de vivir las relaciones interpersonales, el modo de satisfacer nuestras necesidades humanas básicas, y más- en base a la visión moderna de eficiencia, rapidez, “multitasking” y otros téminos que nos DICTAN que mientras más rápido, menos recursos utilicemos y resultados más cuantiosos tengamos, seremos mejores personas (o más exitosas) (como si el éxito fuera una idea universal sin matices individuales).

Para entender mejor lo que queremos mostrar de esta “cultura” pensá en la ley del mínimo esfuerzo aplicada en cada dimensión de la convivencia social (automatización de servicios, pérdida de contacto humano), pensá en la cantidad de objetos creados para “ahorrarnos” tiempo (pastillas de dieta que permiten perder grasa en poco tiempo, sin ajustar los hábitos alimenticios o de actividad física) y la cantidad de objetos que combinan funciones para, de nuevo, ahorrar tiempo y esfuerzo de concentración en las actividades (como los televisores en los autos, las heladeras conectadas a internet y otras ideas promocionadas como creativas y salvadoras).

Evidentemente, lo negativo y positivo de esta cultura depende del uso que cada persona le dé a los objetos y creaciones producto de ésta (cultura). Tal vez sí es algo bueno el ahorro de tiempo en ciertas situaciones pero, en la mayoría de los casos, resulta en que la concentración se dispersa, la intensidad de relaciones entre personas se dispersa también.

El peligro de esta cultura es que las personas podemos automatizarnos hasta llegar al punto de la deshumanización, en el que perdemos la capacidad de empatía y de consideración con los demás y con todo lo que nos rodea.

En esta semana, en Hartivismo UPSA, vimos:

cc21) Lunes de fotografía:

Objetos diseñados por el artista Jacques Carelman que toma utensilios y objetos de uso diario y los deforma física y conceptualmentemente, según funciones absurdas que no resuelven un problema, pero que podrían llegarnos a convencer de que sí (como sucede con muchos de los nuevos inventos que, aseguran, nos permitirán ahorrar tiempo y esfuerzo en muchas cosas).

Ver objetos en su “catálogo” web: http://impossibleobjects.com/

2) Martes de literatura:

Hablamos sobre los microrelatos. Son estructuras literarias ideales para espacios pequeños que deben ser rellenados con “algo cultural” para que revistas y periódicos se salven de ser juzgados como superficiales o comerciales.

Más allá de eso, la fuerza o riqueza de un relato no está necesariamente en función a la cantidad de palabras que lo conforman. Prueba de esto, compartimos microrrelatos que, a pesar de haber “ahorrado” en palabras, transmiten una profundidad comparable a extensas obras literarias. Veamos:

Carta del enamorado, de Juan José Millás
“Hay novelas que aun sin ser largas no logran comenzar de verdad hasta la página 50 o la 60. A algunas vidas les sucede lo mismo. Por eso no me he matado antes, señor juez.”

3) Miércoles de música:

Compartimos videos musicales que hablan de esta “deshumanización” y automatización de las personas en relación a lo establecido por el consumo cultural (desde ideologías de moda hasta indiferencia generalizada)

4) Jueves de web:

En la parte de web, compartimos “BuzzFeed” (http://www.buzzfeed.com/) que es nada más un modelo de cientos de páginas web que sigue una estructura de impacto visual, titulares engañosamente prometedores, información por bloques incoherentes entre sí, que buscan tráfico, clics, y… vender lo que sea que venden.

Páginas estilo revista cuyo contenido responde a un sistema:
Atraer la vista > captar atención > decir cualquier cosa > desviar al lector a algún tipo de información de algo que puede consumir.

5) Viernes de documental:

Compartimos “Paraíso o Perdición” un mediometraje documental
que detalla las causas de los sistémicos trastornos en los valores y los síntomas dañinos causados por nuestro sistema actual establecido. Esta presentación aboga por un nuevo sistema socio-económico, que está actualizado al nivel de los conocimientos actuales, presentando el trabajo de toda la vida del ingeniero social, futurista, inventor y diseñador industrial Jacque Fresco, que él llamó Economía Basada en Recursos.

Seguí a Hartivismo UPSA en Facebook, para que podás participar de los temas presentados semanalmente.