Didier Drogba

Didier Drogba

drogbaHablamos de fútbol y hablamos de personas prodigiosas en la cancha y la habilidad del fútbol, lo que no nos fijamos es que detrás de la carrera existen también personas con grandes valores, que aportan significativamente a la sociedad, y este es el caso.

Didier Yves Drogba Tébily, más conocido como Didier Drogba nacido en Abirán, Costa de Marfil el 11 de marzo de 1978. Es futbolista marfileño, actual capitán y actual goleador de la selección de fútbol de Costa de Marfil. Es el cuarto máximo anotador de goles en el equipo Chelsea, habiendo marcado 158 goles, más que ningún otro club. Drogba es un grande en la cancha y también en la vida, te contamos 5 datos importantes de la historia del hombre que logró lo que los políticos no pudieron.

 

  1. Drogba ha sido reconocido por su papel vital en la batalla por la paz en su país. Después de que Costa de Marfil calificó a la Copa Mundial de Fútbol de 2006, Drogba hizo una súplica desesperada a los movimientos rebeldes, pidiéndoles que dejaran sus armas, esta súplica fue contestada con un cese al fuego después de 5 años de guerra civil.
  2. Drogba logró que el partido de clasificación para la Copa Africana de Naciones de 2008 entre Costa de Marfil y Madagascar se disputara en Bouaké, ciudad en donde se encuentran algunos de los movimientos rebeldes más peligrosos de Costa de Marfil. Esta fue una acción que reafirmó la lucha por la paz en ese país.
  3. En 2007, reflexionando sobre el proceso de paz, Drogba dijo al “Daily Telegraph” que no importa lo que pudiera lograr en un campo de juego, siempre estaría en un distante segundo puesto detrás de sus esfuerzos por mantener unida a Costa de Marfil.
  4. “Gané muchos trofeos en mi tiempo”, dice. “Pero nada nunca será como ganar la batalla por la paz en mi país. Estoy muy orgulloso porque hoy en día en Costa de Marfil no necesitamos una pieza de plata para celebrarlo”.
  5. Su participación en la lucha por la paz en su país hizo que fuera elegido como una de las 100 personas más influyentes de 2010 por la Revista Time.