Mantener la calma te ayuda a rendir mejor los exámenes

Mantener la calma te ayuda a rendir mejor los exámenes

Una de las formas de evaluar el aprendizaje del contenido de la clase son los exámenes, que pueden ser de diferente tipo, de acuerdo al tema que se quiera evaluar, o el juicio del docente de cómo quiere comprobar que el estudiante sabe aplicar el conocimiento adquirido.

Hay exámenes escritos, orales y grupales. Hay exámenes de preguntas cerradas, con opción a múltiples respuestas ya dadas, exámenes con preguntas de caso y problemas a resolver. Hay muchos tipos de exámenes, cada uno con sus ventajas y desventajas.

Algo imprescindible para dar un buen examen -además de haber estudiado o preparado el tema de la forma en que mejor te funcione- es sentirse tranquilo antes y durante el examen, para que los nervios no se lleven el esfuerzo que has invertido en prepararte. Evitá ponerte nervioso por los exámenes con estos consejos:

  • El tiempo (o la falta de él) puede ser una de las causas principales de estrés. Salí con tiempo de tu casa antes del examen, así tendrás…
  • Unos minutos de tranquilidad antes del examen ayudan a que consigás un estado de concentración ideal para organizar mejor tus ideas al momento de resolver el examen.
  • Pensá que al terminar el examen, vas a tener un peso menos encima. Esto funciona mejor si te sentís satisfecho con la forma en cómo hiciste el examen, claro, de nada sirve apurarse y hacer un trabajo superficial sólo para terminar con él.

Image