En la U no solo se estudia

En la U no solo se estudia

est17

Un 6,25% de los años de tu vida, aproximadamente, serán pasados en la universidad. Puede no parecer un número muy importante en este momento pero se trata de cinco años repletos de novedades, cinco años en los que casi no caben la cantidad de primeras y tal vez únicas experiencias propias de la edad y del contexto. Cinco años que, cuando seas mayor y estés contando tu historia personal, al hablar de ellos serán antecedidos, posiblemente, por las palabras “los mejores”.

En el tiempo que pasás en la U estarás en lo que va a ser el ambiente más libre que vas a tener, quizá, en toda tu vida: tenés algunas libertades de un adulto (horarios, desplazamiento, actividades) sin todas las responsabilidades de un adulto (no te mantenés financieramente a vos ni a una familia –o al menos no por completo-, no tenés que cumplir un horario fijo y completo de trabajo y  tenés más de dos semanas de vacaciones al año).

En los últimos años de colegio te llega muchísima información sobre tu futuro profesional. Qué estudiar, dónde, por qué, en cuánto tiempo, cómo pagar y más preguntas. Muchas dudas que, tarde o temprano, se pueden convertir en presión y en motivo de estrés. El futuro es una gran decisión, pero será más fácil de tomar si conocés y ordenás según tus propios intereses, el peso de todos los factores que tienen que ver con la experiencia universitaria porque

en la U no solo se estudia.

2013_0513FB

En la U conocés a AMIGOS de toda la vida

Por intereses y afinidades; la vida los juntó en un área de estudios en el espacio universitario y es gracias a esto que podrás conocerlos de una forma diferente a la que lo harías en un boliche o a través de otros amigos, por ejemplo. Conocer a alguien por compartir gustos e intereses con vos, representa la creación de una relación más sincera y duradera que las relaciones circunstanciales que se han dado toda la vida en tu curso del colegio (en que lo único que tenías en común con tus compañeros era la edad). Además, hablar de temas en común –ideas y proyectos- despierta otro tipo de afectividad con las personas; en lugar de solo chismear de gente en común o del calor/frío que hace.

En la U hacés CONTACTOS LABORALES

Los que son tus compañeros hoy, serán tus colegas mañana. No solo quienes estudian la misma carrera que vos sino estudiantes que coinciden en las mismas materias siendo de áreas distintas; el día de mañana (literal o figurativamente) la empresa en la que trabajen o la empresa que ellos mismo creen, puede necesitar un profesional en el área en el que vos te desempeñás. Tu nombre saltará a la superficie antes incluso que se proponga a buscar postulantes abiertamente. El que te llame o no para ver si te interesa el puesto, puede depender casi completamente de cómo te proyectabas en la U sobre todo en cuanto a trabajos de grupo y participación de clases. Y puede darse la misma situación a la inversa: cuando necesitás de alguien que maneje un área profesional tendrás un “catálogo” de personas que pueden desempeñarse muy bien en ese puesto, con solo pensar en compañeros que conociste en la U; ¡todos ganan!

Otros aspectos de tu vida que tenés mucho tiempo y energía para cultivar en tus años de universidad son los pasatiempos, los deportes, las actividades culturales y las de capacitación en tu área profesional (o en cualquier área, a modo de explorar).

DEPORTES Y PASATIEMPOS.- En la época de U, sobre todo en los primeros años, no tenés que ser un genio de organización de tiempo para poder tener en tu horario momentos dedicados totalmente a lo que te gusta solo porque sí, sin tener esa sensación de “culpabilidad” de que deberías estar haciendo algo más útil para tu trabajo o profesión.

MOVIMIENTO ARTÍSTICO.- Las noches de la época en la que estás en la U pueden ser ocupadas con muchas actividades de la escena cultural local; en la U te enterás de todo por todos lados porque los centros culturales, cooperaciones, museos y demás espacios de arte y cultura, escogen a las universidades como algunos de sus lugares de difusión de noticias. Además, un día de estudio no te cansa tanto como un día de trabajo; los años de U, al finalizar el día, tenés mucha energía todavía para disfrutar de exposiciones, ciclos de cine, talleres de arte, conciertos, obras de teatro y demás actividades. El arte es una excelente forma de crecimiento personal, tanto de conocimiento como de sensibilidad hacia el mundo, esta es la época en la que tenés la posibilidad de explorarlo al máximo.

CAPACITACIONES Y CONGRESOS.- Cuando sos estudiante tenés la posibilidad de “darle una probadita” a muchas áreas específicas o vagamente relacionadas a tu carrera, para ir construyendo tu forma de verla (y, posteriormente, ejercerla). El espacio y tiempo en la universidad son propicios para participar de esas actividades; aunque lo recomendable es mantenerte actualizado en tu área profesional durante toda tu vida, tus años en la U serán los que mejor aprovechés en este aspecto, por ejemplo, como estudiante, tenés descuentos en la inscripción a los mismos, además en ellos podés ampliar aún más tu red de contactos de trabajo para el futuro.